Newsletter

fuentes RSS

No se han añadido fuentes RSS

PALO CERO PALO
PULSERA LLAMADOR DE ANGEL Ampliar

PULSERA LLAMADOR DE ANGEL

PULSERA REALIZADA A MANO EN MINERALES NATURALES COMO SON: CUARZO ROSA Y AMATISTAS

Más detalles

1 artículo disponible

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

18,50 €

CUARZO ROSA:

Es una piedra emparentada con el cristal de roca. Rara vez nos la encontramos en forma cristalina y debe su color al magnesio y al titanio. Es la piedra más adecuada para estimular el amor a todos los nivele, ya que es la piedra del amor incondicional y la paz infinita, nos enseña la verdadera esencia del amor, nos ayuda a expresar las emociones que tenemos guardadas y. sobre todo, atrae autoamor, ya que es fundamental amarse para saber amar a los demás. Nos enseña el poder del perdón y la reorganización de los patrones del corazón, indispensables para amarse a sí mismo y disuelve las cargas del corazón que reprimen la capacidad del corazón para dar y recibir. Entre sus propiedades mágicas se encuentran las de promover la paz, la felicidad y la fidelidad en las relaciones establecidas. Promueve la confianza y la armonía en las relaciones existentes, transmutando las energías negativas en energías amorosas. Es una piedra ideal para desarrollar la empatía y la sensibilidad, estemos preparados para los cambios necesarios y potenciemos nuestras afirmaciones positivas. El cuarzo rosa fortalece el corazón físico y el sistema circulatorio y libera las impurezas de los fluidos corporales. Situado sobre la gándula timo, alivia los problemas de pecho y pulmones. Sana los riñones y las glándulas adrenales, y mejora el vértigo. Se dice que este cuarzo potencia la fertilidad, alivia las quemaduras y rozaduras. 

AMATISTA 

Es la piedra de la paz. cuando las tensiones de la vida cotidiana desbordan en tu interior, tan solo tienes que sostener una piedra de amatista en tu mano derecha si eres zurdo o en la izquierda si eres diestro, para que su energía tranquilizadora inunde tu cuerpo. Calma los miedos, eleva las esperanzas, levanta el espíritu, fomenta pensamientos de la realidad espiritual y las tormentas emocionales. Bloquea las tensiones geopáticas y potencia los estados elevados de conciencia y meditación. Nos da coraje y nos ayuda en situaciones de peligro, sobre todo a los viajeros, el que la usa estará protegido contra ladrones, enfermedad, daño y peligro. La amatista también ayuda a agudizar el sexto sentido. Por ello mucha gente pone un trozo de amatista en sus naipes del tarot, runas o monedas de I-ching, ya que permite que la información procedente de la mente psiquica sea utilizada adecuadamente y porque limpia el oráculo tras su uso, transmutando las energías de la persona al que se le ha realizado la adivinación. Esta piedra también agudiza la mente consciente, estimulando el ingenio y aumentando los poderes mentales. Se utiliza para mejorar la memoria y mantener pensamientos adecuados con relación a los objetivos que nos queremos marcar en nuestras vidas. Es una piedra de amor puro e incondicional, por ello en muchas ocasiones se las intercambian los amantes para fortalecer su compromiso. Es una de las pocas piedras precisas para aquellos hombres que quieren traer una mujer u otro hombre a su vida. Su energía hace que a su portador le amen tan solo “buenas mujeres/hombres”. Protege del ataque psiquico, convirtiéndolo en energía relacionada con el amor. A nivel familiar, depura, aclara y armoniza la energía del hogar. Protege contra las desavenencias matrimoniales y, colocando una amatista en la entrada de casa, preserva de intrusiones ajenas, ya sean personas, como energías negativas o enfermedades. Equilibra los cuerpos físico, emocional y mental. Limpia el aura y ayuda a aquellos que están realizando su transición a la muerte.  Aquellos que están envueltos en juicios legales usan la amatista para asegurarse que se haga justicia. Esto no quiere decir que el juicio sea a nuestro favor, sino que la justicia se hará como tenga que ser. Se utiliza en magia para atraer prosperidad, dinero y éxito a los negocios, lo que se debe a que la gobierna Júpiter.